Parque Acuático Grapeland

By Shayne Benowitz | Nov 16, 2016

Hay algo en Miami que simplemente remite a la diversión bajo el sol. Quizás sea la abundancia de sol y cielos azules durante todo el año con un clima y temperaturas subtropicales en de 23 ºC a 27 ºC. Quizás se deba a que estamos rodeados por la maravillosa costa del océano Atlántico, Biscayne Bay y los Everglades. Durante las vacaciones en Miami, seguro no faltarán oportunidades para zambullirse y debería disfrutar de todo lo que el sol y el mar tienen para ofrecer. Es posible que le sorprenda saber que existe un oasis terrenal perfecto para una salida en familia. Bienvenido a Grapeland Water Park, ubicado a unas millas tierra adentro de Biscayne Bay y en un hermoso espacio verde público que incluye el campo de golf Melreese Golf Course, campos de béisbol y canchas de tenis.

Grapeland Water Park abrió sus puertas en 2009 y es administrado por el Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de Miami. Es un lugar maravilloso, seguro y accesible para divertirse bajo el sol durante la estadía en Miami. Con 13 de acres de toboganes acuáticos, ríos lentos y piscinas, aquí encontrará un sinfín de actividades para chapotear durante el día. Tenga la seguridad de que está en buenas manos, ya que el parque está dotado con 24 socorristas y asistentes en las partes poco profundas quienes prestan su servicio en todo momento. Cuentan con certificación de la Cruz Roja Americana tanto en RCP como en primeros auxilios.

Arte en el parque

Con la temática de un naufragio pirata, el parque se caracteriza por el arte pop colorido del orgullo de Miami, Romero Britto. Su escultura de una niña pirata, conocida como Tina, saluda a los visitantes en la entrada para que pasen un día de diversión garantizada. En el interior encontrará monumentos coloridos, estatuas, fuentes, placas y banderas diseñadas por el artista. Todo esto aporta al parque un toque adicional del espíritu de Miami y hace que la atracción sea una experiencia cultural y al aire libre.

Captain’s Lagoon

Un día en Grapeland consiste en la exploración de cuatro escenarios distintos. Captain’s Lagoon es una buena manera de comenzar con tranquilidad. Esta enorme piscina recreativa tiene una entrada gradual que se asemeja a una playa, de modo que puede refrescarse en la parte de baja profundidad como si estuviese relajándose en la orilla. Su profundidad máxima es de dos metros para que pueda nadar junto a su familia. Es una ubicación perfecta para que todas las personas con diferentes capacidades de natación disfruten del agua. No hay toboganes en esta sección; por lo tanto, simplemente relájese, flote y disfrute de todo.

Buccaneer River Ride

Todos los fanáticos de los parques acuáticos saben que el río lento es esencial. No se preocupe, Grapeland ofrece uno en Buccaneer River Ride. Acomódese en un gran flotador inflable y deje que la corriente lo lleve a dar un paseo tranquilo y agradable. Esté atento a cascadas y otras sorpresas que aparecerán en el camino. Nadar un rato contra la corriente es un desafío para los niños más grandes para luego disfrutar del paseo. Simplemente sea cuidadoso y esté atento a los demás.

Pirate’s Plunge

Pirate’s Plunge es el lugar donde encontrará toda la diversión. Aquí, todas las personas que midan más de 1 metro pueden subir hasta el final de las escaleras y deslizarse hacia la piscina por uno de los toboganes rápidos. Esta es otra piscina de acceso gradual, como la de Captain’s Lagoon, por lo que la familia puede chapotear junta y tener un poco de diversión de manera segura. En Pirate’s Plunge hay un barril gigante en la parte superior que se llena con agua lentamente. Escuchará el sonido de una alarma cuando llegue la hora de vaciar el barril y podrá acercarse para dejarse mojar o alejarse para mantenerse seco.

Shipwreck Island

Finalmente, Shipwreck Island es un área de toboganes acuáticos adaptada para niños que miden menos de 1 metro. Tiene el misma barril que tira agua a quienes nadan, como también otras fuentes divertidas. Aquí, los chalecos salvavidas están disponibles para los pequeños que estén aprendiendo a nadar. Los toboganes son más lentos y están diseñados para que los más pequeños puedan sentarse en el regazo de mamá o papá mientras se deslizan hacia la piscina y chapotean juntos.

Clases para aprender a nadar, cafetería y horarios del parque

Grapeland Water Park ofrece programas de un mes de duración con ocho clases de natación para niños que estén listos para aprender a nadar. Si planea quedarse un tiempo en Miami, sabe que esta es una habilidad indispensable. Despues de haber nadado y chapoteado, es probable que esto le abra el apetito. Por suerte, no es necesario que se aleje para comer algo, ya que el parque tiene su propia cafetería con todo tipo de delicias para almorzar.

Es importante tener en cuenta que los horarios del parque se adaptan al calendario de la escuela pública del condado de Miami-Dade. Abre a finales de marzo durante las vacaciones de primavera con horarios restringidos de actividad. A partir del fin de semana de Memorial Day en mayo, está abierto los siete días de la semana hasta mediados de agosto. La entrada cuesta USD 15 para quienes no sean residentes del condado de Miami-Dade, USD 7 para los menores de 2 a 13 años y es gratuita para los bebés. Traiga a toda la familia y disfrute de un día bajo el sol.

Mantente en contacto: Regístrate para el Miami Insider Enews para recibir noticias, eventos y ofertas especiales.

Comparte el amor: ¡Nos encantaría ver tus fotos! Compártelos con nosotros en Facebook , Gorjeo o Instagram y no te olvides de usar el hashtag: # FoundInMiami.


Destacados en este artículo


Portions of this page translated by Google.